domingo, 4 de septiembre de 2011

Y la cosa se volvió PERSONAL - Parte2: En los pantalones de la pobreza



Hace unas semanas publiqué el Post "Y la cosa se volvió PERSONAL. #He dicho", en donde buscaba llamar la atención de todos los lectores sobre la historia de un comedor comunitario para niños, ubicado en el Barrio El Manzano en la zona rural de Soacha, que se encuentra en situación precaria.

El objetivo del post era que un grupo de ciudadanos, de amigos o conocidos, de seres tocados por estos chiquitos, nos diéramos a la tarea de conocer la situación su situación, bastante desalentadora según las fotos recibidas por parte de mi amiga Rocío, de quién nace la iniciativa, y acompañáramos a un grupo de amigos de Rocío en una visita que se realizaría el sábado 13 de agosto.

También propuse que entre todos pensáramos en qué podíamos hacer para ayudarles a los chiquitos. A continuación les cuento la respuesta obtenida al Post y la problemática que encontramos.


No estamos sol@s


El post fue publicado el día viernes 12 de agosto a las 0:38 horas colombianas y media hora más tarde, comenzaron las respuestas. Primero fue @Meg_Opina, y el transcurso del día fueron expresando su apoyo @Adri_Ardilla @n0ta_mental @amifrias @jfandres @issa2507 @AngieLombana @Guapacho @EnriqueSalazar @SecTICBoyaca @Ostoza11 @Maathu @acarovelez @DanielRipe y @FerminGelvez y @PoliciaColombia.

Varios estaban fuera de Bogotá, varios no alcanzaron a llegar, pero el corazón y la energía de tod@s fue clave, y los que finalmente fuimos, ahora tenemos la responsabilidad de contarles lo que vimos, de ser la voz de los chiquitos de #ElManzano.


Llegando a #ElManzano, la realidad es otra


Debo confesar que cuando ví el mapa de dónde quedaba #ElManzano, no tenía la menor idea de cómo hacer para llegar ni cuánto tiempo tardaría. Y buscando la forma de hacerlo me sorprendí de lo rápido que es ir del Norte al Sur de Bogotá, fue suficiente una hora para ir de la Estación del Norte del Transmilenio, a la Estación del Sur, una hora y cinco minutos para ser exactos tomando el Bus G12. De la estación del sur tomé un bus que decía Soacha - Pte Peatonal, y en 20 minutos más estaba en el punto de encuentro acordado.

Por una maravillosa fortuna y gracias a una juiciosa estrategia de redes sociales que está desarrollando la Policía Nacional de los colombianos, nos contactamos a través del perfil del Twitter @PoliciaColombia, y cuando les conté de la misión, se pusieron inmediatamente a disposición del equipo para acompañar la jornada y llevar un tobogán inflable que apoyara las actividades que se tenían planeado dar un ratico de felicidad a los niños.

Con el Sargento Martínez nos subimos a un camión y nos fuimos rumbo al Barrio. El camino es descubierto. La polvoreda que se genera al paso de cualquier vehículo es grande, duramos cerca de 20 minutos para llegar al Comedor Comunitario. Durante el camino me pregunté varias veces cuánto tardaría yo en hacer este recorrido a pie, ¿cuánto tardan en hacerlo los niños?

Bien, hasta ahora tenemos ya dos variables: tiempo y distancia.
Y si fuéramos físicos estrictos, tendríamos que involucrar también a la Energía, ¿es equivalente la energía que estos chiquitos gastan diariamente, a la que reciben?


Las condiciones del Comedor Comunitario


Una historia contada con imágenes, juzguen ustedes mismos.

1. Llegamos al Manzano, ¡ahora a saludar a los chiquitos!

2. Aquí se cocina, sobra el cariño pero las condiciones no son las mejores.

3. El baño queda en el mismo espacio que la cocina.

4. Y a punta de plásticos, cartones, pedazos de 'algo', la heroína de nuestra historia construyó un Comedor donde todos los días les da de comer a los niños.



5.  Ella es Doña Mercedes, la mujer que puso su propiedad a disposición de los niños y poco a poco levantó un humilde, muy humilde Comedor, pero con el cariño que falta en mucho lugares lujosos.


Algunas anotaciones:

  • La Fundación Fé y Esperanza tiene un colegio y el comedor, el cual existe gracias a que Doña Mercedes facilitó el terreno para su operación y lo administra. 
  • La común figura de "la hermanit@ mayor", niñ@s de 9 años en adelante que cuidan y responden por sus demás hermanit@s, niños con responsabilidades de mayores, ... niños con expresiones en su rostro y miradas de una persona mayor, alguien que hace rato se enfrentó a lo duro de la vida.
  • La piel de los niños está muy delicada, seca tal vez por el sol y la arena, ... y la vida que han vivido.
  • No es fácil charlar con los chicos adolescentes, pero sin duda alguna, se les puede llegar al corazón.
  • Una de las madres de familia presente me comentó que muchas veces la gente ha ido a visitarlos pero es sólo la alegría del momento y después, no pasa nada.


Pensando en grande



  
Tratando de elevar las cometas con los sueños de los chiquitos
(Izq. Rocío - Der. @PoliciaColombia)



Creo que la problemática del comedor es grave, la alimentación de los niños es crucial para su crecimiento y desarrollo, pero también creo que el problema es más grande, hace falta conocer a la comunidad, ver cómo está estructurada y qué necesidades tiene. En una charla con @n0ta_mental  y state_0f_mind, a quienes agradezco su apoyo desinteresado y sus consejos gracias a experiencias en este tipo de proyectos, entendí que no hay que entregarle a la comunidad sin concertar la responsabilidad, sin involucrar a los actores de la misma e incluir la sostenibilidad como una variable clave.

Rocío y la Fundación harán un evento, una especie de Feria para recoger recursos con el objeto de adquirir un terreno en dónde construir un comedor en condiciones saludables para los niños. Claro que apoyo a Rocío, y sería genial que muchos se unieran al evento, pero la solución es mayor, el problema no es el comedor, es la comunidad, y vale la pena entender cómo funciona una sociedad, cuáles son sus procesos, y cómo se sostiene. Sé que Rocío también piensa en que el comedor es una primera fase.

Pensemos en grande, pensemos en la sociedad y charlemos en la manera de mejorarla, busquemos a los actores y volvamos realidad el sueño de los niños de tener un mundo mejor. Su mundo en este momento es 'El Manzano', y nosotros, podemos ayudarles a qué sea una comunidad que siembre y obtenga frutos.

¿Ideas?